Viajes a Antártida

La Tierra de la Reina Maud 4 días

 

Conoce una las regiones más espectaculares de la Antártida, las Montañas Drygalski, en donde se ubican formaciones absolutamente increíbles como el Pico Ulvetanna (“El Colmillo del Lobo”). Rodeado del paisaje más puro e irreal que puedas imaginar, tendrás oportunidad de realizar diversas actividades de naturaleza adaptadas al gusto de cada quien, todo desde la comodidad del único campamento de lujo en la Antártida.

Incluye una Parka polar Tierras Polares de regalo


Precio desde:   35.000 U$

En este viaje te proponemos acometer la experiencia única de volar a una de las regiones más míticas de la Antártida, la Tierra de la Reina Maud, donde se encuentran algunos de los paisajes más sublimes de todo el continente blanco. Desde la vibrante Ciudad del Cabo, en Suráfrica, volaremos a bordo de un lujoso jet privado Gulfstream que nos trasladará por encima del océano del sur, entrando durante el vuelo al Círculo Polar Ártico con su mágico Sol de Medianoche y sus 24 horas ininterrumpidas de luz.

Aterrizaremos sobre el hielo a los pies de las alucinantes Montañas Drygalski, con sus paredes de roca de más de un kilómetro de desnivel, que se elevan verticales desde el manto blanco, creando un paisaje simplemente impactante. A bordo de otro avión disfrutaremos de un vuelo escénico que nos dará las mejores vistas de la cordillera, trasladándonos al exclusivo Campamento Whichaway, un oasis de lujo y comodidad en medio del ambiente más salvaje y extremo.  Durante nuestra estadía allí podremos escoger entre una variedad de actividades de naturaleza adaptadas al gusto de los participantes, desde lo más contemplativo hasta lo más lleno de adrenalina, siempre bajo el cuidado de un equipo de guías expertos. Y mientras estamos en el campamento podremos disfrutar de la hospitalidad del personal, que incluye entre sus miembros a un chef merecedor de premios gastronómicos que nos deleitará con exquisita comida, difícil de imaginar en un lugar como este. Serán cuatro días inolvidables en una de las regiones más insólitas de nuestro planeta.


oso polar