Viajes a Laponia

sarek parque nacional

Travesía de exploración en el Parque Nacional Sarek. 12 días

 

Sarek, la joya de la corona de los Parques Nacionales de Suecia y enclavado en plena Laponia, es considerado uno de los últimos territorios verdaderamente salvajes de Europa, donde la huella del hombre se reduce al manejo milenario de los renos por parte del pueblo Sami. Aislado y de carácter netamente alpino, ofrece la oportunidad de realizar una verdadera expedición ártica de cerca de 100 km con esquís y pulka a través de un paisaje cambiante y en todo momento espectacular, entre montañas, glaciares y bosques, bajo la magia de las auroras boreales y con el colofón final del delta del Rapa, el más bello de Escandinavia. Una travesía exigente pero también una de las más bellas de toda Laponia.


Precio desde: 2.895 €

El macizo de Sarek fue el escenario de la primera travesía llevada a cabo por Tierras Polares, realizada por Ramón Larramendi y Javier Selva en 1997. En palabras de Ramón: “Su aislamiento y un ambiente de alta montaña por encima del Círculo Polar Ártico dan como resultado un entorno exigente pero, a cambio, ofrece la posibilidad de recorrer uno de los rincones que mejor encarnan la esencia de lo salvaje en nuestro continente”.

En efecto, el área cubierta por los parques nacionales de Sarek, Muddus, Padjelanta y Stora Sjofället, con una extensión de unos 5.500 kilómetros cuadrados y reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, representa uno de los territorios protegidos más extensos y mejor conservados de Europa. Y entre todos ellos destaca, incuestionablemente, Sarek: enorme, aislado y donde extensos bosques, lagos y ríos se combinan con un paisaje netamente alpino y de morfología glacial, albergando montañas de más de 2.000 metros, una centena de glaciares activos y, como colofón, el delta del Rapa, el delta fluvial más bello de toda Escandinavia.

Un entorno prístino e inalterado de valles y bosques, donde la huella del hombre se reduce al manejo milenario de los renos por parte del pueblo Sami, y en el que podremos rastrear algunas de las especies más representativas del Ártico europeo: osos pardos, linces boreales, glotones, lobos, y los mayores alces de Suecia.

Vivir la experiencia de adentrarnos en este magnífico territorio en condiciones invernales y de forma autónoma, nos permitirá experimentar el paisaje del Ártico en toda su plenitud y nos ofrecerá la oportunidad de disfrutar de uno de los mayores espectáculos de la naturaleza: las luces del norte, las auroras boreales, en un marco realmente excepcional.

La travesía se realizará empleando esquís de back country y pulkas para transportar el equipaje, y realizaremos dos traslados en moto de nieve para entrar y salir de Sarek. Todas las noches durante la expedición se harán en tienda de campaña, teniendo oportunidad de ver auroras boreales en las noches despejadas y en un marco incomparable. Finalizaremos nuestra travesía en una agradable estación de montaña donde podremos recuperar las fuerzas y disfrutar de una merecida sauna.


oso polar