El glaciar Qaleraliq ha retrocedido más de 200 metros en un año

El glaciar Qaleraliq ha retrocedido más de 200 metros en un año

Ramón Larramendi constata en el terreno la aparición de un islote oculto durante decenas de miles de años

El nivel de los océanos crece 3,3 milímetros cada año y una cuarta parte procede del deshielo en Groenlandia

El glaciar de Qaleraliq, que desemboca en el fiordo de Tasermiut del sur de Groenlandia, ha retrocedido alrededor de 200 metros en un año. Así lo ha constatado el explorador polar Ramón Larramendi, que lleva más de 20 años acudiendo cada verano a esta zona y ha visto cómo desaparecía gran parte del frente glaciar en tiempo récord. “Este año la imagen es espectacular, pues ha aparecido un islote rocoso al desaparecer el hielo que lo unía la tierra. Rocas que llevaban decenas de miles de años ocultas han salido a la luz y podemos circunnavegarlas con la lancha sin problemas. Es un cambio espectacular en tiempo récord”, señala el explorador y creador del eco-vehículo polar Trineo de Viento.

El deshielo en esta zona de Groenlandia se ha venido detectando desde los años 90 del siglo pasado. Investigadores como Weidick (en 2012) y Howat y Eddy (en 2011 ya publicaron que el 90% de los glaciares observados en la zona retrocedieron entre 2000 y 2010 y que el retroceso era muy rápido. En 2012, un año con un fuerte calentamiento en la zona, ya se veía buena parte de la roca en el frente glaciar de Qaleraliq, si bien aún estaba cubierto de hielo. Este año, por vez primera, el islote se puede ver aislado del resto del frente glaciar. “Hace pocos años había 70 u 80 metros de hielo encima, y aún el año pasado estaba todo cubierto. Ahora, se mantiene una capa blanca encima, pero ya no forma parte del glaciar”, señala Larramendi.

El promotor y creador del Trineo de Viento acaba de finalizar una expedición científica, en colaboración con investigadores de la base EastGRIP, del proyecto Dark Snow (sobre contaminación de la nieve), el proyecto Ice2Ice (sobre el deshielo y el aumento del nivel del mar) y con científicos españoles, para el estudio del impacto climático en esta isla del Ártico. Hay que señalar que el mes de junio ha sido el segundo más cálido a nivel global de los que se tienen registros y si bien este invierno ha nevado más, ello no parece impedir que el retroceso glaciar avance.

 

En la última expedición del Trineo de Viento de la pasada primavera, la meteorología ha sido favorable. “Prácticamente todos los días durante Río de Hielo el cielo ha estado despejado a lo largo de 1.200 kilómetros, con temperaturas diurnas cercanas a cero grados, que con el potente Sol hacían que sintiéramos calor dentro de las tiendas, hasta el punto de estar en manga corta a casi 3.000 metros de altitud”, señala el explorador.

A su llegada a Qaleraliq, Larramendi ha podido constatar visualmente que el retroceso de los glaciares se acelera a gran velocidad, lo que supone que grandes cantidades de hielo están saliendo al océano.

Una investigación publicada recientemente en la revista Nature Climate Change señala que el nivel de los océanos crece 3,3 milímetros cada año a nivel global y que el 25% el deshielo de Groenlandia es la causa del 25% de ese aumento. El mismo estudio señala que solamente Groenlandia contiene suficiente agua congelada para hacer subir el nivel de los océanos unos siete metros.

Compártelo... Share on Google+0Share on Facebook0Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on Pinterest0