Bitácora Antártida Inexplorada 2018 – 2019

EL DIARIO DE LA EXPEDICIÓN

Diario de los miembros de  la Expedición “Antártida Inexplorada 2018-2019” . Sigue su día a día en esta aventura de exploración y ciencia que contarán vía satélite.

LA EXPEDICIÓN SOBRE EL MAPA  Situación vía satélite día a día.

Diario de la Expedición #AntártidaInexplorada2018 #TrineodeViento. Clic para tuitear

10 de Diciembre. Antártida. Novolazárevskaya​. Lat: -70.82; Long: 11.64

Seguimos en el campamento del aeródromo Novolazárevskaya​. Ayer dedicamos la jornada entera a los últimos preparativos y cargar todo en el pequeño avión Vesssler que nos llevará al hielo. Es un avión con esquís, que nos dejará a unos 180 kilómetros de donde estamos, nada más pasar las montañas que tenemos aquí cerca. Todo listo, pero hemos tenido que aplazar un día la salida porque nuestro compañero Hilo Moreno se encuentra indispuesto. Como nos sobra tiempo para cumplir nuestros objetivos, hemos decidido esperar un día a que mejore e intentar salir mañana martes si está totalmente repuesto.

Este aeródromo de hielo azul fue inaugurado en 1981, con una pista de aterrizaje de 2760 metros de largo por 60 metros de ancho. Desde 2001 es operado por la empresa Antarctic Logistics Centre International (ALCI), que realiza dos vuelos por semana a Ciudad del Cabo y todos los que se requieren al interior de la Antártida del programa científico ruso y otras campañas, como la nuestra. Como está a unos 10 kilómetros de la base científica, hay un campamento que puede acoger hasta a 60 pasajeros.Los barracones donde estamos son los típicos de barco, con literas. También hay una cantina, donde se come estupendamente. Casi todo el personal (electricistas, pilotos, mecánicos….) son argentinos, así que estamos casi como en casa. Como podéis imaginar ya saben todos de nuestra ‘especial’ expedición cero emisiones.

Una de las tareas de ayer domingo fue preparar los envío de las cartas a nuestros muchos meceneas ‘Strogoff” del crowdfunding del Trineo de Viento. Les estuvimos poniendo el sello polar. De ahí, en un avion llevarán a Ciudad del Cabo. Luego, en vez de usar el correo africano nos han recomendado utilizar un servicio de mensajería urgente porque, por lo visto, las cartas con sellos especiales como los de la Antártida desaparecen y no queremos que nadie se quede sin su recompensa. Cuando lleguen a España, se meterá en un segundo sobre y las enviaremos desde allí a su destino final.

Ahora, nuestra único deseo es que Hilo se recupere de lo que quizás es un virus africano, porque hasta que no esté perfectamente no nos vamos a ir al hielo.

El tiempo en la Antártida sigue estupendo. Hoy amaneció con  unas rachas de viento de las que queremos para nuestra navegación polar, tal como nos anunciaron los compañeros de Aemet Antártida. Y las temperaturas, como estamos cerca de la costa, siguen agradables: anoche sólo llegamos a los 9º bajo cero. Vamos, como en un pueblo de los Pirineos en invierno.

¡Seguiremos informando!

8 de Diciembre. Antártida. Novolazárevskaya​. Lat: -70.82; Long: 11.64

 ¡Y llegamos a la base rusa de Novolazárevskaya​! Un vuelo de 5.45 horas desde Ciudad del Cabo en un avión de la compañía ALCI, que compartimos con muchos científicos antárticos. Son aviones que poco tienen que ver con los convencionales. Más bien se asemejan a los militares, con los asientos en los dos laterales y el centro ocupado por la carga, que es lo principal. Todo lo necesario en la Antártida hay que llevarlo de fuera, ya sea avituallamiento, equipamiento científico o infraestructuras. Aquí prácticamente no hay nada que no haya sido trasladado de otras partes del mundo, salvo rocas y hielo.

Sobre las 17 horas, aterrizábamos en la Tierra de Maud, un nombre que rinde homenaje a la reina Maud (1869-1938), esposa del rey  Haakon VII de Noruega. Es un lugar muy ligado al país nórdico. De hecho, la costa de la Tierra de la Reina Maud y el mar circundante son objeto de una reclamación de este país desde 1939. Los cuatro aterrizamos en un aeródromo que está a unos 10 kilómetros de la base rusa, así que no es posible visitarla. Hay unos barracones donde pasaremos esta noche del sábado.

Nuestra intención es salir este domingo hacia el hielo, con un corto vuelo que nos dejará ya completamente solos en mitad de la nada para comenzar la ruta, si bien nos han comunicado que ha habido una emergencia médica en una expedición motorizada de avituallamiento, que se dirige también a la base japonesa de Domo Fuji,  y aún está en duda si podremos salir porque la aeronave ha tenido que ir a buscar a una persona enferma. Aquí nada es fácil para los seres humanos.

Como podéis imaginar nuestras ropas ya no son las mismas con las que salimos de África, aunque nos ha recibido buen tiempo, para los stándares polares. Para tres de nosotros (Ramón, Hilo e Ignacio) es un deseado retorno y Manuel ha puesto por primera vez su huella en la Antártida. Estamos deseando comenzar a navegar y hacer ciencia limpia y polar.

7 de Diciembre 2018. Ciudad del Cabo (Sudáfrica)

¡¡Nos queda un día en Sudáfrica!! Mañana sábado, día 8, sobre las 10 de la mañana, hora española, por fin cogemos el avión de  la compañía Alci que nos dejará en el aeródromo de la base rusa de Novolazárevskaya tras un vuelo de seis horas.Ya tenemos el hormigueo en el cuerpo…

Algunos no lo imaginarán, pero Ciudad​ del Cabo es un hervidero polar. Un extraño cruce entre quienes han venido de safari  y quienes nos vamos a los hielos del sur. Son muchos los científicos polares de todo el mundo que utilizan esta puerta de entrada a la Antártida (las otras están en Australia, Nueva Zelanda y América del Sur, según a qué zona quieras llegar). De hecho, estos días hemos leído la noticia de que Sudáfrica quiere hacer un centro polar antártico, al estilo del que hay en Punta Arenas (Chile). Además, es el único país africano que tiene un programa polar y una base en el continente blanco. Ayer mismo leímos que salió hacia allí su buque oceanográfico Agulhas II, que va a hacer una investigación sobre cambio climático.

Los dueños de Alci, responsables del viaje aéreo de todas las expediciones desde Sudáfrica a la Tierra de Maud, y también al mismo Polo Sur y a la base rusa de Vostok, son unos entusiastas del Trineo de Viento. Ya nos han puesto en contacto con un argentino, Fernando, que es el jefe del aeródromo de Novo. Será él quien nos asignará a nuestra llegada un barracón para quedarnos hasta que el domingo o el lunes volemos para el ‘plateau’. También nos han informado de cuestiones básicas, como que tenemos que cambiarnos a ropa polar una hora antes de la llegada.

Gracias aa ellos hemos conocido en una comida a David Hunt, jefe de la base científica británica Halley Station, construida sobre una inmensa placa de hielo flotante. Hunt nos reconoció la tremenda contradicción que supone ir a investigar el cambio climático y generar impacto ambiental, como ocurre con las grandes expediciones. De hecho, hemos sabido que este año hay una gran expedición rusa con vehículos oruga de grandes dimensiones que tienen previsto consumir 4.000 litros de diésel para moverse y hacer un documental. ¡Y nosotros cero! Sin pretenderlo, a priori, en Hunt ya tenemos otro ‘fan’ de nuestro eco-vehículo polar español.

Como no podía ser menos, la pasada noche nos hemos despedido de Sudáfrica con música de marimba, una de las que más se escuchan en Ciudad del Cabo. No os perdáis en las redes el vídeo en el que sale nuestro expedicionario Manuel Olivera tocando con los músicos. Además de ingeniero industrial, comprobaréis que tiene alma de artista.

6 de Diciembre 2018. Ciudad del Cabo (Sudáfrica)

Llevamos tres días sin parar. Aquí, en Ciudad del Cabo, el 6 de Diciembre no es fiesta. Pero, por fin, hemos dejado todo bien empaquetado en la terminal del aeropuerto de Ciudad del Cabo. Un total de 81 bultos que nos ha costado organizar y que hemos chequeado una y otra vez para que no falte nada. ¡Y con un tiempo veraniego! Desde luego la aclimatación no está siendo la más adecuada para ir a la Antártida, aunque debemos decir que se está muy bien.

Esta mañana estuvimos con los responsables de la compañía Antarctic Logistic Centre International (Alci), uno de cuyos aviones nos llevará hasta la base rusa de Novo. Será finalmente el sábado día 8, un día después de lo previsto debido a las previsiones meteorológicas, y eso si no hay más cambios. Después de una mini-conferencia, en la que nos explicaron todos los detalles, nos reunimos con el cónsul de España en Ciudad del Cabo, Pablo Alzina de Aguilar, y con los dueños de Alci, Mirella Kruger y Vasily Kaliazin. Tanto ellos como el cónsul son buenos amigos, y Pablo Alzina, además, ya es un entusiasta del Trineo de Viento.

En estos días en Sudáfrica, nos estamos topando con dificultades para comunicarnos porque el wifi funciona fatal en el hotel, también hay problemas con el suministro eléctrico en toda la ciudad, pero esperamos que os gusten los vídeos que vamos enviando y compartimos en las redes sociales de Ramón Larramendi. ¡Ya nos queda menos para la partida! Y es que Ciudad del Cabo es una maravilla, pero los cuatro estamos deseando de pisar ya el hielo… Más bien, navegar por él.

4 de Diciembre 2018. Ciudad del Cabo (Sudáfrica)

El primer día en Ciudad del Cabo ha sido de trabajo. Horas y horas los cuatro juntos reorganizando los materiales que tenemos y terminando los remates que nos quedaban por hacer antes de salir hacia al Antártida Inexplorada. El único revés en estas horas ha sido un inoportuno dolor de muelas de Hilo Moreno, de esos que dan la cara cuando menos lo necesitas, pero ya está en proceso de solución… A fin de cuentas, aún estamos en la civilización. Eso si, una ‘civilización’ que, en el caso de Ciudad del Cabo, nos ha recibido con una cara seca, reflejo de uno de los graves problemas que el cambio climático está generando en este planeta: desde hace meses hay una sequía  tan brutal que hay duras restricciones del consumo de agua y avisos en todas la partes para evitar el despilfarro. Hemos leído que incluso se estudia la posible tala de todos los árboles foráneos (eucaliptos, pinos…) que consumen un líquido que escasea dramáticamente.

La ciudad es espectacular, pero casi no hemos tenido aún tiempo de recorrerla. Tenemos mucho que coser. Si, hay materiales contra el frío polar que aún estamos preparando, como por ejemplo unas fundas para los brazos del que vaya en el puesto de piloto del Trineo de Viento o sacos de dormir con velcros para que no se muevan con el traqueteo del vehículo. Estas ideas  son fruto de los muchos años de expediciones que casi todos hemos hecho, sobre todo Ramón Larramendi, el jefe del equipo, con casi 40.000 kilómetros de recorridos polares a sus espaldas.

En definitiva, hasta la fecha de la salida, este sábado próximo, estamos de remates, aunque  también sacamos tiempo de salir a pasear por Ciudad del Cabo y disfrutar de las últimas comidas sentados en una silla ante una mesa.

3 de Diciembre 2018. Ciudad del Cabo (Sudáfrica)

Nuestras primeras horas de viaje hacia el sur y debemos reconocer que la emoción de iniciar la aventura nos tiene a cien. Estamos ya en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), primera escala antes de dar el salto. El primero en llegar fue, el viernes, Ignacio Oficialdegui desde Bilbao. Y lo primero que hizo fue ir a comprobar que todo el Trineo de Viento había llegado. Los 68 bultos de nuestro eco-vehículo. Fue un alivio comprobar que no faltaba nada y que estaba en buen estado. Si ha sobrevivido al maltrato de los aeropuertos, fijo que sobrevivirá en la Antártida.

Mientras, nosotros tres, rematábamos el equipaje polar y el sábado día 1 de diciembre, por cierto Día de la Antártida, a las 12 de la noche, salíamos del Aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas a encontrarnos con Ignacio. Las muchas horas de viaje, atravesando ese gran continente en el que se intuían en la oscuridad selvas, sabanas y grandes lagos, nos sirvieron de relax tras unas últimas jornadas de infarto.

Y ya estamos aquí, juntos los cuatro jinetes del Trineo de Viento en un país donde igual puedes ver leones que pingüinos. Físicamente aún nos encontramos a 6.950 kilómetros de la Antártida, pero mentalmente, nos sentimos a un paso.

El domingo lo hemos dedicado a repasar el equipaje, que no poco. Ésta será parte de la tarea en estos días previos a la salida. Ciudad del Cabo es nuestra última oportunidad de comprar lo que nos pueda faltar… y no podemos desaprovecharla.

También nos llegan noticias de los muchos buenos deseos de todos nuestros seguidores para esta expedición #AntártidaInexplorada2018. Deciros que son nuestra fuente de energía, tan necesaria como el viento es el que impulsará nuestro trineo.

 


Timeline de la Expedición

Todo preparado para la nueva aventura del Trineo de Viento

El Trineo de Viento realiza la expedición científica y de exploración ‘Antártica Inexplorada 2018-19’ entre 1 diciembre de 2018 y 12 de febrero de 2019 Leer más...