La ciencia protagoniza la expedición "Groenlandia Río de Hielo 2017"

La ciencia protagoniza la expedición “Groenlandia Río de Hielo 2017”

La sede de la Sociedad Geográfica Española ha sido el lugar elegido para presentar la expedición #RíoDeHielo Groenlandia 2017 del Trineo de Viento, que se inicia el próximo 15 de Mayo con la salida de España de parte de los expedicionarios y su equipamiento. Es la primera en la que la ciencia es absoluta protagonista de una ruta no exenta de aventura, como todas las que atraviesan el inhóspito desierto de hielo ártico.

Ramon Larramendi e Hilo Moreno.

Cinco personas, lideradas por Ramón Larramendi, creador del eco-trineo polar, participan este año en un viaje en el que los tripulantes, entre los que se encuentra el científico australiano Ross Edwards, que tiene como objetivo fundamental colaborar con la base East GRIP, situada sobre la mayor corriente de hielo de Groenlandia, por la que miles de toneladas de icebergs llegan cada año al océanos. Sobre esa misma corriente, los expedicionarios realizarán tomas de muestras y perforaciones para un mayor conocimiento de las características de este ‘río de hielo’, sobre las que hay muchas incógnitas.

En la presentación en Madrid, Larramendi señaló que “es la travesía más sofisticada del Trineo de Viento, por la cantidad de proyectos y dispositivos tecnológicos que lleva a bordo” y expresó su confianza de que la próxima obtenga financiación pública y apoyos externos para poder realizarse. En este caso, los entre 60.000-65.000 euros que cuesta la expedición se han conseguido gracias al patrocinio de su propia empresa, la agencia Tierras Polares, y a la base EastGRIP, que financia el viaje de vuelta desde esta instalación a la costa groenlandesa.

Paul T. Vallelonga y Nacho García.

El investigador que dirige la base, el italo-australiano Paul Travis Vallelonga, recordó que en EastGRIP realizan un taladro en el hielo de 2.550 metros. “Esto nos permitirá conocer lo que ha ocurrido en 10.000 años de historia del clima y tener información de cómo funciona la corriente, que tiene en su cabecera una fuente geo-térmica que acelera su velocidad. El Trineo de Viento nos va a permitir obtener datos más superficiales pero en un territorio muy amplio, algo que con otros vehículos sería muy costoso. Confiamos en que la colaboración a través de él con España sea continua en el futuro. Tiene unas grandes posibilidades para la ciencia polar”, señaló el científico del Centro de Hielo y Clima de la Universidad de Copenhague.

Como complemento a estos trabajos, científicos de la Universidad Politécnica de Madrid han adaptado un georradar para que recoja datos de las capas de nieve en los 1.200 kms de recorrido de #RíoDeHielo2017. “Es un georradar que puede moverse con facilidad para estar activo en marcha y también por los alrededores del Trineo cuando está parado”.

Antonio Quesada.

Otro de los grandes retos de este viaje es poner a prueba un dispositivo ideado por el biólogo Antonio Quesada (Universidad Autónoma de Madrid), gestor del Programa Estatal de Investigaciones Polares. “Queremos recoger lo que hay en el aire polar, determinar qué tipo de microorganismos hay y de dónde viene y adónde va cada uno de ellos. Es algo que no se ha hecho jamás. Para ello en el Trineo de Viento instalaremos un colector de aire que funciona con la energía que genera el movimiento del vehículo. Es pura innovación y queremos ver si funciona y comparar lo que se recoja con lo que hay en la Antártida”, señaló.

Quesada también destacó las posibilidades que abre el eco-vehículo de Larramendi . “Es un gran avance y con un coste asumible; teniendo  en cuenta que cada día de operación del buque oceanográfico Hésperides son unos 11.000 euros, el Trineo de Viento es asumible como plataforma científicas. Ofrece grandes ventajas recoger muestras y datos que pueden ser cruciales sobre . Situará a la ciencia polar española por delante de otros países. Hay que tener en cuenta que cualquier expedición científica polar tarda en organizarse al menos un año y los costes son tremendos. Este vehículo es versátil y ágil. “, señaló.

Javier Lapazaran

También participaron el expedicionario Hilo Moreno, que se someterá a un exhaustivo control médico para un proyecto del médico polar Daniel Pérez del Castillo, y los predictores Javier Sanz, Sergi González y Francisco Vasallo, de la Agencia Estatal de Meteorología, que han preparado una estación meteorológica móvil para que recoja datos sobre todo el recorrido que puedan mejorar los modelos climáticos en una zona sobre la que escasean los datos, como es el interior de Groenlandia.

 

 

 

Compártelo... Share on Google+0Share on Facebook27Tweet about this on TwitterEmail this to someonePin on Pinterest0